Los balnearios de Alhama de Aragón son famosos por las propiedades de sus aguas termales, y las aguas, a su vez, son conocidas por la antigüedad de su uso.

Alhama de Aragón es una hermosa localidad, ubicada en Calatayud, en la provincia de Zaragoza. Rodeada por un paisaje espectacular, y regada por las castellanas aguas del río Jalón.

Situada en una línea con fracturas en las montañas, en la Cordillera Ibérica y a 664 metros sobre el nivel del mar, tiene el privilegio de contar con fuentes de aguas termales. De estas fuentes manan más de 2 millones de litros diarios de agua templada a una temperatura de unos 34 grados centígrados.

Los nombres de Alhama de Aragón en la Historia

En la época prerromana, el pueblo se llamaba Congedus, según menciona el poeta Marcial. Con los romanos en la Península, el nombre que recibió fue el de Aquae Bilbilitanorum.

La denominación actual, Alhama de Aragón, es una derivación del árabe Al-Hammam, adquirido con la presencia árabe en la zona. La traducción de Al-Hammam viene a ser El Baño, en referencia a sus aguas termales. Cuna de edificaciones y antigüedades en Zaragoza, Alhama conserva de la Edad Media, un baño árabe construído entre rocas, del que manan sus famosas aguas termales. Podría decirse que es el primer balneario de Alhama de Aragón conocido.

Referencias históricas

Alhama fue conquistada en 1071 por El Cid. Aparece mencionada en la obra La canción de Mío Cid.

Un día, Mío Cid de Vivar partió y cruzó Alhama.

Como decimos, fué conquistada por El Cid, pero nuevamente ganada por los árabes. Siendo reconquistada definitivamente por Alfonso I de Aragón, en el año de 1122.

Su posición estratégica hizo que durante la Edad Media se disputaran el territorio tanto Castilla como Aragón. Adscrita a uno u otro territorio, de forma intermitente hasta el siglo XV, como resultado de diversos enfrentamientos entre castellanos y aragoneses. Es a mediados del siglo XV cuando pasa a formar parte definitivamente del Reino de Aragón.

A partir del siglo XIX comienza el gran auge de la ciudad, a consecuencia de la explotación de las aguas termales en hoteles primero y balnearios después.

Los balnearios de Alhama de Aragón: propiedades de sus aguas termales

Es a partir del siglo XIX cuando Alhama empieza a recibir visitantes auspiciados por el reclamo de sus aguas termales templadas y con efectos curativos y saludables. Iniciándose una etapa de turismo saludable que perdura en la actualidad.

Composición de las aguas termales

El agua de los balnearios de Alhama de Aragón contiene entre otros componentes, bicarbonato, nitrógeno y calcio. Y es aconsejada para el tratamiento de la artritis, enfermedades respiratorias y pulmonares, tales como la bronquitis. Además de medicinales, el agua tiene propiedades relajantes y mana a una temperatura media de 34 grados centígrados. Lo que hace que sumergirse en ellas sea una experiencia desestresante y curativa.

El lago termal más grande de Europa

En Alhama de Aragón se encuentra el lago termal más grande de Europa. Con 11250 litros de flujo de agua diarios. Rodeado de árboles añosos, encontramos en el lago fauna acuática: peces y algunas especies animales en peligro de extinción.

Balnearios en Alhama de Aragón, aguas termales

Lago termal y Panteón

 

Este lago está dentro del enclave de las Termas Pallarés. El Lago es la parte más conocida de La Savia, ubicado en una zona de más de dos hectáreas.

balnearios en Alhama de Aragón, lago termal

Lago termal en Alhama de Aragón

 

Cerca del lago encontramos el mausoleo de Matheu y su familia. Matheu fue el impulsor de la zona como complejo termal. En el siglo XIX, Manuel Matheu visitó el hotel de Fermín Arripa, sito en Alhama de Aragón. Matheu padecía artritis y comprobó que su enfermedad mejoró considerablemente, atribuyéndolo a las propiedades curativas del agua. Es entonces cuando ideó las Termas de Matheu, un balneario que no tenía nada que envidiar a los grandes complejos europeos como Baden-Baden.

Cuántos balnearios hay en Alhama de Aragón

Dos son los balnearios de Alhama en los que disfrutar de sus aguas termales.

Por un lado el legado de Matheu, del que hemos hablado en líneas anteriores. En 1997, Ramón Pallarés compró La Savia. Y construyó las Termas Pallarés.

Dentro del complejo termal Pallarés hay un casino, un teatro y un hotel de cinco estrellas (Hotel Cascada).

Termas Pallarés, casino y río Jalón en Alhama de Aragón

Casino, Termas Pallarés y el río Jalón

 

El segundo balneario, el Balneario Alhama de Aragón, tiene un encanto especial. Está construído sobre la base de los antiguos baños árabes del siglo XII. Aún se conserva el Baño del Moro, excavado en roca, que tiene el privilegio de ser uno de los más antiguos de España. Bañarse en sus aguas supone un doble placer: terapéutico y también personal, al retrotraer al visitante a la época medieval.

Qué visitar en Alhama de Aragón, además de sus balnearios

El centro de Alhama es la plaza Joaquín Costa, donde podemos encontrar la Iglesia barroca del siglo XVII y la Casa del Palacio, construcción típica aragonesa que data del siglo XVI.

Es de destacar el retablo de la Iglesia, realizado en 1696 por Pedro Virto, representando el nacimiento de la Virgen en su parte central.

Encontramos en el centro el museo en memoria del escritor José Luis Sampedro.

Desde esta plaza y pasando por un túnel, encontramos el lavadero público, que todavía se usa, con agua termal. Frente al lavadero público, tenemos  la Casa de Padilla, construida en el siglo XVI.

Centro de Alhama de Aragópn

Iglesia, castillo, plaza y Casa Palacio.

 

La calle principal de Alhama es la Avenida Aragón. Allí encontramos el Ayuntamiento, construido en 1886 con ladrillos rojos. Al final de la calle está el puente que cruza el Jalón. En la calle Constitución encontramos el manantial “El Chorrillo”, desde este punto divisamos La Peña Cortada, una montaña espectacular.

Se conserva la torre central de un castillo construído durante la Edad media, en la montaña La Serratilla.

Los buscadores de antigüedades en Zaragoza suelen visitar la tienda de antigüedades de Marsol e Hijos, el negocio familiar de antigüedades en Alhama de Aragón. Donde pueden encontrar desde vestimentas del siglo XVIII, casas de muñecas antiguas, o piezas de todo tipo para decoración con muebles antiguos de interior y exterior.

Fiestas y celebraciones

En Alhama de Aragón se celebran varias  festividades religiosas durante el año.

El primer sábado de mayo, Alhama celebra la festividad de San Gregorio. La noche anterior los miembros de la hermandad regalan galletas y vino. El sábado por la mañana hay una peregrinación a la ermita de San Gregorio.

El 22 de mayo se celebra el día de Santa Quiteria con otra peregrinación a la ermita donde la gente pasa el día comiendo y bailando en un bosque de álamos.

Ermita de Santa Quiteria en Alhama de Aragón

Ermita de Santa Quiteria

 

La fiesta más importante tiene lugar en agosto en honor a San Roque. En la que se celebran espectáculos de corridas de toros, bailes, desfile de carrozas y fuegos artificiales.

Translate »
WhatsApp chat