Nos centramos en este artículo en conocer una de las vestimentas del siglo XVIII más características, la librea.

La librea es una palabra con orígen francés. Proviene del término livrée. Y podemos definirla como las vestimentas que los nobles hacían llevar a sus criados. Eran ropas que solían ser de vivo colorido, con adornos, y de detallada confección.

 Origen de las libreas

Conozcamos un poco más sobre el origen de este ropaje.

Dos son las versiones históricas sobre el nacimiento de esta prenda.

 Origen etimológico

Livréer en francés significa librea. Y es un sustantivo del verbo livrer, que significa entregar.

Explicamos esta etimología para entender una de las teorías sobre el orígen de la prenda. Que no es otro que el de ser una entrega, o regalo que los señores hacían en determinadas épocas o por circunstancias a sus criados. Entre los distintos regalos que se hacían nos encontramos a estas preciosas prendas.

La librea, pues era un preciado regalo que los reyes, príncipes y nobles hacían a las personas que los servían.

Desde nuestra experiencia en la compraventa de antigüedades en Zaragoza, nos adscribimos a esta corriente histórica sobre el nacimiento de la prenda.

Origen en la celebración de eventos públicos

Si bien es cierto que hay otra corriente histórica que data el origen de las libreas, en ser uniforme distintivo que vestían los caballeros para ciertos eventos, en celebraciones populares.

En este caso la librea, lejos de ser considerada un regalo realizado a los criados era más bien un uniforme que tenía más que ver con la organización de un grupo de personas, para realizar una actividad conjunta. Quien sigue esta línea, ve directa conexión con estas vestimentas y con lo que posteriormente serían los uniformes militares.

Sea como fuere, las libreas fueron vestimentas del siglo XVIII equipadas por los distintos miembros del servicio de una casa. Siendo distintivas del cuerpo al que estaban asignados los trabajadores.

Eran piezas muy cuidadas en su confección, con distintivos de la casa a la que servían y con profusión de adornos.

Las libreas, vestimentas del siglo XVIII de los criados de casas nobles

Como hemos comentado, durante el siglo XVIII y también el siglo XIX, estas prendas eran símbolo del alto rango nobiliario, principal, real de una casa.

¿Qué miembros del servicio usaban las libreas?

Entre otros, eran usadas comúnmente por los lacayos y criados (de aquí la expresión criado de librea) y por los cocheros. Los cocheros, paseaban los distintivos de la casa a la que servían exhibiendo sus uniformes al conducir los carruajes. Digámoslo así, eran una pieza importante de la imagen de la casa por la circunstancia de que salían a pasear y eran de vista pública, y por ello debían estar vestidos en consonancia con las circunstancias.

vestimenta del siglo XVIII

Delantera de vestimenta del siglo XVIII. Casaca de cochero

Espalda de vestimenta del siglo XVIII

Adornos a la espalda de casaca de cochero del siglo XVIII

Si buscas antigüedades en Zaragoza, en Marsol e Hijos tenemos esta preciosa casaca de cochero del siglo XVIII, disponible en nuestra tienda de antigüedades en Alhama de Aragón. Como puedes ver en la imagen, el detalle de los adornos, y el colorido, perfectamente conservado, es exponente de todo lo comentado. Una pieza hermosa, de cuidada confección, con escudos heráldicos bordados a mano y botones con escudos de la casa.

Qué piezas forman una librea

La librea está formada por dos piezas. La primera, una parte superior, o casaca o chaqueta, que es sobre la que recae el peso del mayor ornato.

La segunda, la parte inferior, unos pantalones a media pierna.

Las vestimentas del siglo XVIII símbolo del poder adquisitivo de las casas nobles

La riqueza y suntuosidad de algunas de estos uniformes, nos pueden hacer entender hasta qué punto eran utilizadas como lo que actualmente llamamos “promoción de imagen” de una casa. Se convertían, pues, las libreas en una muestra externa del poder adquisitivo de la casa a la que servían los que las vestían, del mismo modo que, por ejemplo, servía como muestra del mismo poder adquisitivo en la zona norte europea, el ser poseedor de una casa de muñecas antigua a escala de la vivienda real del propietario.

Y esto es todo por hoy. Si quieres ver al detalle una de estas preciosas prendas, sólo tienes que visitar nuestras tiendas de antigüedades. Estaremos encantados de atenderte.

Translate »
WhatsApp chat