Puede parecer a primera vista una mala idea combinar muebles antiguos con modernos en un mismo ambiente. Pero la realidad es que esto es una tendencia en interiorismo cada vez más frecuente y que está muy de moda. Combinar de manera adecuada un mueble antiguo en un ambiente moderno, crea un efecto único que muchos adoran. Por eso es cada vez más habitual encontrar viviendas donde se hacen estas combinaciones con resultados realmente espectaculares.

Para poder conseguir un bonito efecto, es necesario que conozcamos los gustos del cliente, y en base a ello podemos sugerirle combinar unas piezas u otras. Como todo en la vida, es cuestión de gustos y no existe una receta mágica, pero sí algunas ideas que suelen funcionar.

En el artículo de hoy te vamos a explicar algunos trucos para conseguir un precioso efecto al combinar muebles antiguos con modernos.

Combinar antigüedades con piezas modernas

Como comentábamos antes, no existe una fórmula universal que sirva para integrar antigüedades con piezas modernas. Y no existe, porque cada casa es un mundo, cada persona tiene gustos distintos y cada mueble es diferente.

Lo que sí que podemos sugerir son una serie de recursos para hacer que esas antigüedades se integren perfectamente en el ambiente. Algunos de ellos funcionarán para unas personas y para unos muebles, y otros funcionarán para otras.

Crea contraste

Nunca intentes hacer que un mueble antiguo sea similar a tu decoración moderna, porque nunca lo conseguirás. Al contrario, busca precisamente que se cree un gran contraste, porque de esta manera conseguirás un efecto más bonito y además harás que la antigüedad destaque más.

No acumules muchos muebles antiguos

Menos es más. Y es que, si quieres conseguir un ambiente visualmente atractivo, no tienes que poner un montón de antigüedades juntas porque esto recarga mucho visualmente el ambiente y crea un abigarramiento solo apto para los amantes del estilo más barroco. En lugar de eso, escoge piezas antiguas seleccionadas y dales más protagonismo.

Restaura muebles antiguos

Para lograr un efecto diferente, tienes también la opción de restaurar muebles antiguos. Si no eres muy manitas, es casi mejor que lo encargues a un anticuario, que conoce bien la profesión y hará un trabajo de calidad.

Experimenta combinando distintos estilos y épocas

Para no equivocarte cuando integres muebles antiguos en una decoración más moderna, un truco sencillo es moverte dentro de la misma gama cromática. Es una manera de combinar diferentes épocas y crear un ambiente armonioso. Busca el contraste en los complementos decorativos, por ejemplo, en un sofá moderno añade unos cojines vintage con estampados más coloridos.

Contraste de estilo antiguo y moderno

Tal y como explicamos antes, la gran baza para hacer una sabia integración entre e estilo antiguo y el moderno, es creando el contraste justo y necesario.

En este sentido, algunos estilos decorativos facilitan esta integración. Un ejemplo de ello es el tan popularizado en los últimos años estilo nórdico. Al tener una base neutra cualquier elemento cobrará protagonismo y creará un contraste de gran belleza. También en una decoración vanguardista podemos lograr una bonita mezcla de líneas simétricas y rectas con muebles antiguos. Otro ejemplo es el estilo industrial, que permite la utilización de antigüedades de talleres, oficinas, fábricas (taburetes, lámparas, mesas de metal y madera, armarios…) para integrarlos en un espacio moderno, incluso dándoles la posibilidad de un nuevo uso que logra un efecto aún más singular y original.

Translate »
WhatsApp WhatsApp us